Los dolores y problemas dentales, la historia común más repetida de España

Son muchas las personas de nuestro país que sufren algún tipo de problema dental. Son historias que probablemente son completamente diferentes y que poco tienen que ver una con otra. Pero algo sí que tienen en común: que esos problemas dentales provienen de un mal hábito, de un uso incorrecto o insuficiente del cepillo dental. Es el principal problema que tiene que ver con la salud dental en España y que tenemos que resolver para paliar los malos datos que experimenta nuestro país en lo que tiene que ver con este asunto.

Lo peor de todo es que esas historias comunes de las que hablamos afectan a todo tipo de personas. Las personas mayores constituyen uno de los grupos de población más afectados. Esto, quizá, nos lo podíamos llegar a esperar puesto que a muchas de ellas no les enseñaron en su día las ventajas que conlleva el cepillarse los dientes. Pero lo que más preocupante nos parece es que otro de los grupos de población que más afectado se encuentra por los problemas dentales es el de los niños, personas que ya deben forjar su identidad sabiendo las ventajas de cuidar de sus dientes.

Son muchos los niños que tienen problemas con sus dientes en un momento como en el que nos encontramos y son muchos los que tienen una historia que es común: la del consumo excesivo de azúcar que tienen las chucherías y la del escaso interés por el cuidado de sus dientes. Así nos lo han contado los profesionales de la Clínica Dental Odonthos, que además nos han comentado que, eso sí, parece que muchas familias ya están obligando a sus más pequeños a pasar por el dentista para tratar de corregir los problemas que sus dientes les pueden estar ocasionando.

No obstante, huelga decir que lo ideal sería que ningún niño tuviera que pasar por el dentista. Máxime cuando vivimos en una sociedad en la que el cuidado de la salud se mira con lupa en muchos casos. Desde luego, el objetivo a medio plazo de una sociedad como la nuestra debería ser el que los niños presentaran un porcentaje menos de problemas en sus dientes. Para ello, factores como lo son la educación recibida tanto en el colegio como en casa es fundamental. Es la mejor manera para tratar de que se eviten historias que, a fin de cuentas, generan tantas molestias en los niños y en sus familias.

Es un problema social importante

Debemos tener en cuenta que el problema no es solo de los niños, sino que afecta a los diferentes grupos de población que conforman nuestra sociedad. Es lo que viene a decir un artículo que fue publicado en el diario El País que afirma que ni sabemos usar el cepillo de dientes ni lo usamos lo suficiente, la mejor prueba de que todavía hace falta una mayor cultura dental en un país como el nuestro y que todavía son muchas las cosas que quedan por hacer para conseguirla.

Otro artículo, en este caso publicado en el diario El Confidencial, apuntaba los diferentes tipos de problemas que pueden aparecer en nuestros dientes durante diferentes puntos temporales que parten desde nuestro último cepillado. Esto es lo que asegura la noticia:

  • Un día sin cepillarnos hace que se genere una fina placa que utilizarán las bacterias para quedarse en nuestra boca.
  • Después de una semana sin cepillarnos, empieza a aparecer la gingivitis, que para quien no lo sepa es el momento en el que nos empiezan a sangrar las encías. Estos ya son síntomas que indican a las claras que algo no va bien.
  • Un mes después empiezan a aparecer puntos blancos en los dientes que indican que nuestra boca no está siendo cuidada como es debido.
  • Un año después se empiezan a crear agujeros en nuestros dientes y muelas, lo que provoca graves dolores y lo que hace que, de acudir al dentista, ya tengamos que gastar bastante dinero en reparaciones.
  • Cinco años después del último cepillado, los dientes empiezan a ceder y a soltarse, lo que hace que ya sea irremediable que tengamos problemas dentales de calado.

Como veis, todo lo que os venimos comentando es tan real como la vida misma. Por tanto, para evitar tantas historias relacionadas con problemas dentales es ideal que nos pongamos manos a la obra y empecemos a cuidar de nuestros dientes ya mismo. No se pasa realmente bien cuando nos miramos delante del espejo y vemos nuestros dientes amarillos o la falta de alguno de ellos. O cuando sabemos que tenemos halitosis y tenemos que hablar delante de un grupo de personas. Son cosas que hacen más difícil nuestra vida y que, a fin de cuentas, hacen mucho más complicada nuestra felicidad.

El color en las paredes de tu hogar, un sinónimo de alegría y felicidad

El color es siempre un factor diferencia para todo objeto que se precie. Es el elemento que más puede hacer destacar a una cosa o a una persona por encima del resto. Y no cabe duda de que, en una sociedad como en la que vivimos, caracterizada por el fuerte peso que tiene la imagen, eso es realmente importante. A nadie se le escapa el poder que representa el color y también su significado. Porque sí, el color siempre encierra un significado. Y es que no es lo mismo un amarillo pálido que un azul turquesa.

Ese poder que representa el color ha sido utilizado en miles de cosas de manera tradicional. Una de las más habituales es en las paredes de una vivienda. El color blanco parece estar pasando de moda y son muchas las personas que han decidido sustituirlo para darle otro aire tanto al exterior como al interior de su vivienda. La verdad es que esta decisión suele tener consecuencias positivas, siendo la llegada de una mayor alegría al hogar la que, sin duda alguna, destaca por encima del resto. Y es que el poder del color es tremendo en los tiempos que nos ha tocado vivir.

Hay colores que, por supuesto, funcionan al son de las tendencias del momento. Un artículo que fue publicado en el portal web de Trendencias hablaba precisamente de este tipo de cuestiones, destacando un total de 8 colores que van a ser tendencia en este 2020 y que son el blanco roto, el beige, el gris claro, el azul turquesa, el mostaza o amarillo, el coral o terracota o el azul casi negro. Y es que estos colores son frescos y permiten cumplir ese objetivo de dotar de alegría a nuestra vivienda del que hemos hablado en los dos párrafos anteriores.

El portal web de la revista Hola habla de una regla que no conocíamos y que, desde luego, nos parece muy interesante compartir con todos vosotros y vosotras: la regla del 60/30/10. Se trata de combinar colores para las paredes de nuestra vivienda de tal modo que haya un color dominante que cope el 60% del espacio, uno secundario que se haga con un 30% del total y otro que se deje ver en un 10%. Esta regla es básica para conseguir una vivienda que, además de ser alegre, también sea elegante, una cuestión qe no puede pasar desapercibida.

El color influye en el estado de ánimo de las personas y es precisamente por este tipo de cuestiones por las que merece la pena tener pintadas las paredes de nuestra vivienda con los colores que realmente nos aportan mayores dosis de alegría. Los profesionales de una entidad como lo es La Casa del Pintor de Murcia nos han indicado que son muchas las historias que conocen acerca de familias que, en pos de mejorar en lo que tiene que ver con su estado de ánimo, han apostado por colores alegres tanto en el exterior como el interior de su vivienda.

Ver la vida a color nos hará sentir mejor

Está claro que estar rodeados de color nos hará que tengamos, como mínimo, más posibilidades de permanecer alegres. Aunque bien es cierto que la alegría también depende de otra serie de cuestiones que tienen que ver con nuestro trabajo, nuestra familia y otra buena nómina de cuestiones, lo cierto es que el color puede jugar un papel muy importante en nuestras vidas y la verdad es que conviene no olvidarse nunca de las ventajas que nos puede aportar un elemento como del que venimos hablando.

Nuestra experiencia y los conocimientos que tenemos nos indican precisamente lo que os estamos comentando a lo largo de todo este artículo. Y es que la fuerza que tiene el color no puede ser asumida por mucha de las sensaciones que experimenta el ser humano a lo largo de su vida. Desde luego, no cabe la menor duda de que el color es vida y que, si somos capaces de jugar con ello en las paredes de nuestra vivienda, conseguiremos hacer de ella un espacio en el que realmente podamos seguir sintiéndonos a gusto y bien, algo que, por otra parte, no es tan sencillo como parece muchas veces.

Estamos convencidos de que todas esas familias que han apostado por pintar las paredes de su casa de un determinado color que sea diferente al blanco han encontrado la manera de darle a su vida algo más de alegría, una cuestión que ha sido difícil en los últimos años puesto que los problemas económicos de este país han hecho completamente imposible que nos sintiéramos del todo seguros y que no dispusiésemos del dinero necesario para realizar todo aquello que, desde nuestra opinión, nos hubiese hecho disponer de una mejor calidad de vida.

La reproducción asistida permite poner un final feliz a muchas vivencias personales

Tener un hijo o hija es siempre una bendición. Se trata de uno de los asuntos que puede cambiar por completo la vida de una persona y la de una pareja. No cabe la menor duda de que el número de obligaciones aumenta de una manera exponencial en muy poco tiempo pero que, desde luego, nada hay que nos pueda hacer pensar que nos pueda hacer pensar que esto no hace feliz a las familias. Por el contrario, se trata, según lo que apuntan los mismos padres y madres, de uno de los momentos más felices en la vida de la gente.

Sin embargo, no cabe la menor duda de que no todo es tan fácil. En los últimos años, hemos tenido constancia de que han existido muchos casos en los que, por circunstancias físicas, una pareja no puede tener descendencia. Se trata de una situación que es bastante preocupante a nivel psicológico. Y es que saber que no se puede tener hijos puede acarrear unas consecuencias que pueden ser fatales a la hora de conseguir nuestra felicidad y para intentar disfrutar de todo lo que nos puede deparar esta vida.

Un texto que fue publicado en el portal web del diario Statista informaba de que la tasa de fecundidad en el mundo sigue bajando de una manera realmente importante. El nivel de vida que llevamos a día de hoy, en el que el estrés lo envuelve prácticamente todo, parece ser una de las causas por las que este tipo de problemas continúe en aumento en los tiempos que corren. Y es que es muy difícil concebir en una situación como la que estamos describiendo, ya sea por motivos relacionados con la falta de tiempo o por razones psicológicas que, como hemos visto, las hay.

El texto al que hemos hecho referencia habla también de cómo están aumentado los tratamientos de reproducción asistida en un país como el nuestro. Y es que no es para menos. Existen historias de muchas familias que, después de haber sido informadas de la imposibilidad para realizar fecundaciones de manera natural, han apostado por este tipo de técnicas para conseguir su propósito. Ha sido la vía en la que muchas parejas han encontrado la manera de dibujar un final feliz en lo que respecta a su posibilidad para tener descendencia. Un final que, por otra parte, es de justicia.

España contiene ya ocho millones de historias como la que acabamos de comentar desde que el primer bebé nacido a través de este tipo de tratamientos llegara hasta nuestras vidas, hace ya más de 40 años, tal y como informaba la noticia que os hemos enlazado de la página web de Radio Televisión Española. Ha sido una batalla larga la de conseguir que este tipo de situaciones se normalice, pero poco a poco parece que la sociedad en su conjunto parece ver este tipo de tratamientos como plausibles. Solo unos pocos ensalzados y chapados a la antigua parecen mantenerse en contra.

Han sido muchas las personas que han padecido problemas psicológicos en España a causa de la imposibilidad de traer hijos e hijas al mundo. Superar una situación como tal no es fácil y ha conducido a mucha gente hacia la infelicidad más absoluta. Pero, por suerte, las cosas han cambiado. Según los profesionales de Ivi Global Education, una entidad especializada en el aprendizaje y la enseñanza a personas interesadas en dedicarse a investigar y tratar la reproducción asistida, en muy pocos años se ha conseguido dar respuesta a todas las demandas y todos los problemas que presentaban personas que, otrora, no tuvieron la opción de tener descendencia. La de esta ciencia es una historia de superación y de bien para nuestra sociedad.

La mejora de la tecnología, clave

Hay que tener en cuenta una cosa. Y es que la evolución tecnológica siempre irá en beneficio de un aspecto como lo es la ciencia. De hecho, gracias a que la primera existe, la segunda ha podido desarrollarse. Y gracias a cuestiones como esta se ha desarrollado una ciencia como la de la reproducción asistida, que desde luego está detrás de la felicidad de muchas personas y del hecho de que hayan tenido la opción de formar una familia, que es el propósito de mucha gente a medida que se va haciendo adulta.

Finalmente, hay que tener en cuenta otra cosa. Son muchas las personas que, a causa de males sociales como el exceso de trabajo, la presión laboral o el estrés, van a seguir teniendo problemas en lo que tiene que ver con concebir a un hijo o hija. Para todas esas personas, sabed que existe una solución que pondrá un broche de oro a vuestra historia: la reproducción asistida. Y que nadie os diga que estáis locas. Estáis persiguiendo un sueño y, como tal, ese sueño merece ser cumplido.

Lo más complicado de las vacaciones de Semana Santa va a ser elegir destino

No hace tanto que volvimos de las vacaciones navideñas, pero se ha hecho largo a más no poder. Y es que, si eres como yo, que desde el momento que pongo un pie en casa, ya tengo la mente en la siguiente escapada, estoy segura de que te encantará elegir cualquiera de estos destinos para inspirarte en las próximas vacaciones. Mundo, ¡allá vamos!

Este año, 2020, viene cargadito de acontecimientos, y por suerte, para todos los gustos:

Si lo que te apetece es un plan exótico apunta Marrakech, que este año será Capital de la Cultura Africana.  Por primera vez un país de África izará los colores de la cultura capital gracias a su rico patrimonio artístico y arquitectónico. La lista de planes para hacer es Marrakech es infinita y es la puerta de entrada principal para un primer contacto con la cultura arabo-musulmana. Además, por nuestra localización lo tenemos a tiro de piedra. Conocer este país lleno de contrastes no te dejará indiferente.

Si te apetecen unas vacaciones más culturales elige entre Viena o El Cairo. O si no quieres perderte nada, vete a las dos. Viena este año se recorre a ritmo de Beethoven, ya que la ciudad celebra el 250 aniversario de su nacimiento. Y por ello la capital austríaca, donde el genio vivió más de 35 años, ha decidido celebrarlo por todo lo alto con un completísimo programa repleto de conciertos, rutas, exposiciones y homenajes en su honor. Un recorrido por la ciudad con banda sonora original de fondo.

Por su parte, en El Cairo, aunque aún no se sabe la fecha concreta, sí que sabemos que este año inaugurarán el Gran Museo Egipcio en Giza. Con suerte en Semana Santa está abierto. Si no, te sirve de excusa para comprar los billetes a un enigmático país repleto de historia. Creo que no me equivoco al asegurar que somos muchos los que hemos soñado con poder visitar las pirámides de Giza y maravillarnos con la majestuosidad de la famosa Esfinge.

Para los que quieran algo más autóctono, y rico, rico este año Murcia celebra ser la Capital Española de la Gastronomía 2020. Así que hay que viajar preparados para dejar las excusas y los remordimientos en casa y disfrutar de una escapa foodie, por todo lo alto. Además de comer, podrás participar en alguna de las actividades que dentro del programa La Huerta de los 1.001 sabores ha preparado la ciudad.

Pero tiene que haber planes de todo tipo y entiendo que hay quien en vacaciones lo que busca es sol, nieve, montaña y relajación. Por suerte el mundo es muy grande y hay destinos perfectos para todos.

Para los amantes del Sol y la naturaleza hay varias propuestas: Costa Rica, Menorca, el Algarve portugués e Inglaterra.

Costa Rica podemos decir que es uno de los más perfectos ejemplos de la grandiosidad de la madre Naturaleza. Gran variedad de paisajes, y una flora y fauna espectacular que la convierten en una de las regiones del mundo con mayor biodiversidad del planeta. Pasar unos días de aventura en sus parques naturales y disfrutar de sus hermosas playas del Caribe forman parte del destino soñado de cualquiera.

Este momento del año se hace especialmente indicado para disfrutar de Menorca y el Algarve portugués sin las aglomeraciones de gente de las épocas estivales. Poder disfrutar de estos dos paraísos de una manera zen, disfrutando del sol y recargando pilas paseando por sus playas, admirando sus puestas de sol, hasta que podamos volver a viajar en verano es un gran aliciente para visitarlos.

Si lo que buscas es un plan mucho más rural empieza a buscar billete para Inglaterra. Rutas rodeadas de castillos, impresionantes acantilados y la inauguración del England Coast Path: una de las cosas que no puedes perderte de Inglaterra este 2020. Se trata de un proyecto para crear un camino ininterrumpido y señalizado que recorre todo el litoral de Inglaterra. La ruta recorrerá un total de 4.500 kilómetros de la pintoresca costa inglesa, brindando acceso a partes a las que antes resultaba imposible llegar.

Y para los amantes de la nieve, un clásico: Los Alpes franceses. Disfrutar de los últimos días de nieve con los esquís puesto no es un mal plan y menos hacerlo en sus 250 kilómetros de pistas en los que podrás gozar del placer de deslizarte rodeado de uno de los paisajes más hermosos que existen.

Seguir las tradiciones

Para los que quieren aprovechar los festivos de Semana Santa de la forma más tradicional hay dos destinos indiscutibles: Sevilla y Jerusalén.

Si ya se trata de una ciudad bella, en primavera Sevilla está en su estación por excelencia. En Semana Santa es cuando la ciudad se viste de gala para seguir con la tradición de sus sentidas procesiones, famosas en todo el mundo. Una cita clave es La Madrugá: la noche del jueves al viernes salen algunas de las procesiones más emblemáticas de la ciudad, como La Macarena, El Silencio, El Gran Poder o la Esperanza de Triana. Ser partícipe de la solemnidad y el respeto con el que los sevillanos viven su fiesta pone los vellos de punta.

Y una vez allí no puedes dejar de completar la visita disfrutando de su extraordinaria gastronomía y sus lugares emblemáticos: pasea por el Barrio de Santa Cruz, cruza cualquiera de los puentes hasta Triana y endúlzate, por supuesto, con las torrijas de la ciudad. Las de la Confitería Los Ángeles, en El Arenal, son míticas, así como el hotel Mercersevilla, que nos ofrece un descanso de lujo rodeados de El Guadalquivir, la majestuosa Catedral de Sevilla, el imponente Palacio de los Reales Alcaceres y la famosa Torre del Oro.

Seas o no religioso conocer Jerusalén, donde la historia de la religión tiene su origen es algo único: oír la llamada a la oración musulmana, contemplar cómo los judíos llevan a cabo sus oraciones frente al Muro de las Lamentaciones o ser testigo de los continuos viacrucis que rememoran las últimas horas de Jesucristo por los escenarios reales te permitirán descubrir la esencia de una de las ciudades más fascinantes del planeta.

Los cuentos de toda la vida

El gato con botas (El gatto con gli stivali o Cagliuso, en Italiano, Le chat botté, en Francés) es un cuento popular europeo recopilado en 1500 por Giovanni Francesco Straparola en su novela Las noches agradables, en 1697 por Charles Perrault en su libro Cuentos de mamá ganso como El gato maestro y anteriormente en 1634 por Giambattista Basile como Caglius.

Las botas… ese calzado que tanto juego da. Desde los soldados a los futbolistas la usan. Y por cierto, que en Marian´s Sport tienen las mejores botas de futbol del mercado, a unos precios muy económicos y de las mejores marcas. Y es que no hay nada mejor que unas buenas botas para triunfar en la vida, como el gato del cuento.

Cuento de El gato con botas

Érase una vez un viejo molinero que tenía tres hijos. El molinero solo tenía tres posesiones para dejarles cuando muriera: su molino, un asno y un gato. Estaba en su lecho de muerte cuando llamó a sus hijos para hacer el reparto de su herencia.

–“Hijos míos, quiero dejarles lo poco que tengo antes de morir”, les dijo. Al hijo mayor le tocó el molino, que era el sustento de la familia. Al mediano le dejó al burro que se encargaba de acarrear el grano y transportar la harina, mientras que al más pequeño le dejó el gato que no hacía más que cazar ratones. Dicho esto, el padre murió.

Cuento infantil de El gato con botasEl hijo más joven estaba triste e inconforme con la herencia que había recibido. –“Yo soy el que peor ha salido ¿Para qué me puede servir este gato?”, – pensaba en voz alta.

El gato que lo había escuchado, decidió hacer todo lo que estuviese a su alcance para ayudar a su nuevo amo. – “No te preocupes joven amo, si me das un bolso y un par de botas podremos salir a recorrer el mundo y verás cuántas riquezas conseguiremos juntos”.

El joven no tenía muchas esperanzas con las promesas del gato, pero tampoco tenía nada que perder. Si se quedaba en aquella casa moriría de hambre o tendría que depender de sus hermanos, así que le dio lo que pedía y se fueron a recorrer el mundo.

Caminaron y caminaron durante días hasta que llegaron a un reino lejano. El gato con botas había escuchado que al rey de aquel país le gustaba comer perdices, pero como eran tan escurridizas se hacían casi imposibles de conseguir. Mientras que el joven amo descansaba bajo la sombra de un árbol, el gato abrió su bolsa, esparció algunos granos que le quedaban sobre ella y se escondió a esperar.

Llevaba un rato acechando cuando aparecieron un grupo de perdices, que encontraron el grano y se fueron metiendo una a una en el saco para comérselo. Cuando ya había suficientes, el gato tiró de la cuerda que se encontraba oculta, cerrando el saco y dejando atrapadas a las perdices. Luego se echó el saco al hombro y se dirigió al palacio para entregárselas al rey.

Cuando se presentó ante el rey le dijo: – “Mi rey, el Marqués de Carabás le envía este obsequio. (Este fue el nombre que se le ocurrió darle a su amo)”. El rey complacido aceptó aquella oferta y le pidió que le agradeciera a su señor. Pasaron los días y el gato seguía mandándole regalos al rey, siempre de parte de su amo.

Un día el gato se enteró de que el rey iba a pasear con su hermosa hija cerca de la ribera del río y tuvo una idea. Le dijo a su amo: – “Si me sigues la corriente podrás hacer una fortuna, solo quítate la ropa y métete al río”. Así lo hizo el hijo del molinero hasta que escuchó a su gato gritando: – “¡Socorro! ¡Auxilio! ¡Se ahoga el Marqués de Carabás! ¡Le han robado sus ropas!”.

Cuento para leer de El gato con botasEl rey atraído por los gritos se acercó a ver qué pasaba. Al ver que se trataba del Marqués que tantos obsequios le había enviado, lo envolvió en ropas delicadas y lo subió en su carruaje para que les acompañara en el paseo.

El astuto gato se adelantó a la comitiva real y se dirigió a las tierras de un temido ogro, donde se encontraban trabajando unos campesinos. Los amenazó diciéndoles: – “Cuando el rey pase por aquí y les pregunte de quién son estas tierras, deberán responder que pertenecen al Marqués de Carabás, sino morirán”.

De esta manera cuando el rey cruzó con su carruaje y preguntó a quién pertenecían aquellas tierras, todos los campesinos contestaron: – “Son del señor Marqués de Carabás”.

El gato con botas que se sentía muy complacido con su plan, se dirigió luego al castillo del ogro, pensando en reclamarlo para su amo. Ya había escuchado todo lo que el ogro podía hacer y lo mucho que le gustaba que lo adularan. Así que se anunció ante él con el pretexto de haber viajado hasta allí para presentarle sus respetos.

Cuando estuvo solo con el ogro, el gato le dijo: – “Me han dicho que es capaz de convertirse en cualquier clase de animal, como por ejemplo un elefante o un león”.

– “Es cierto”, – contestó el ogro muy halagado y se transformó de inmediato en un rugiente león para demostrarlo.

A lo que el gato contestó: – “¡Sorprendente! ¡Ha sido increíble! Pero me impresionaría más si pudieras transformarte en algo tan pequeñito como un ratón. Eso debe ser imposible, incluso para un ogro tan poderoso como tú”.

El ogro ansioso por impresionar al gato, se convirtió en un segundo en un diminuto ratón, pero apenas lo hizo el gato se lanzó sobre él y se lo tragó de un bocado.

Fue así como el gato reclamó aquel palacio y las tierras circundantes para el recién nombrado Marques de Carabás, su joven amo. Allí recibió al rey, que impresionado ante el lujo y la majestuosidad del castillo, le propuso de inmediato la mano de su hija en matrimonio. El hijo del molinero aceptó y luego de que el rey murió gobernó aquellas tierras, al lado de el gato con botas a quien nombró primer ministro.

Los cuentos más bonitos de los hermanos Grimm

A todas las niñas y niños les gustan los cuentos, por eso, hemos querido dedicar este post especialmente para ell@s con uno de los cuentos más bonitos de los hermanos Grimm, Rumpelstiltskin. Si tienes peques, no lo dudes, léelo con ell@s. Y recordarte, que en estas fechas de carnaval, puedes encontrar este y otros disfraces más, en la casa de los disfraces, una tienda de disfraces, con amplia experiencia, que ofrece la posibilidad de comprar a través de su página web. Encontrarás disfraces para toda la familia, de la mejor calidad y a muy buen precio.

El cuento del Enano Saltarín (Rumpelstiltskin). Un cuento de los hermanos Grimm

Cuentan que en un tiempo muy lejano el rey decidió pasear por sus dominios, que incluían una pequeña aldea en la que vivía un molinero junto con su bella hija. Al interesarse el rey por ella, el molinero mintió para darse importancia: «Además de bonita, es capaz de convertir la paja en oro hilándola con una rueca.» El rey, francamente contento con dicha cualidad de la muchacha, no lo dudó un instante y la llevó con él a palacio.

Una vez en el castillo, el rey ordenó que condujesen a la hija del molinero a una habitación repleta de paja, donde había también una rueca: «Tienes hasta el alba para demostrarme que tu padre decía la verdad y convertir esta paja en oro. De lo contrario, serás desterrada.»

La pobre niña lloró desconsolada, pero he aquí que apareció un estrafalario enano que le ofreció hilar la paja en oro a cambio de su collar. La hija del molinero le entregó la joya y… zis-zas, zis-zas, el enano hilaba la paja que se iba convirtiendo en oro en las canillas, hasta que no quedó ni una brizna de paja y la habitación refulgía por el oro.

Cuando el rey vio la proeza, guiado por la avaricia, espetó: «Veremos si puedes hacer lo mismo en esta habitación.» Y le señaló una estancia más grande y más repleta de paja que la del día anterior.

La muchacha estaba desesperada, pues creía imposible cumplir la tarea pero, como el día anterior, apareció el enano saltarín: «¿Qué me das si hilo la paja para convertirla en oro?» preguntó al hacerse visible. «Sólo tengo esta sortija.» Dijo la doncella tendiéndole el anillo. «Empecemos pues,» respondió el enano. Y zis-zas, zis-zas, toda la paja se convirtió en oro hilado. Pero la codicia del rey no tenía fin, y cuando comprobó que se habían cumplido sus órdenes, anunció: «Repetirás la hazaña una vez más, si lo consigues, te haré mi esposa.» Pues pensaba que, a pesar de ser hija de un molinero, nunca encontraría mujer con dote mejor. Una noche más lloró la muchacha, y de nuevo apareció el grotesco enano: «¿Qué me darás a cambio de solucionar tu problema?» Preguntó, saltando, a la chica. «No tengo más joyas que ofrecerte,» y pensando que esta vez estaba perdida, gimió desconsolada. «Bien, en ese caso, me darás tu primer hijo,» demandó el enanillo. Aceptó la muchacha: «Quién sabe cómo irán las cosas en el futuro.» – «Dijo para sus adentros.» Y como ya había ocurrido antes, la paja se iba convirtiendo en oro a medida que el extraño ser la hilaba. Cuando el rey entró en la habitación, sus ojos brillaron más aún que el oro que estaba contemplando, y convocó a sus súbditos para la celebración de los esponsales.

Vivieron ambos felices y al cabo de una año, tuvieron un precioso retoño. La ahora reina había olvidado el incidente con la rueca, la paja, el oro y el enano, y por eso se asustó enormemente cuando una noche apareció el duende saltarín reclamando su recompensa.

«Por favor, enano, por favor, ahora poseo riqueza, te daré todo lo que quieras.» ¿Cómo puedes comparar el valor de una vida con algo material? Quiero a tu hijo,» exigió el desaliñado enano. Pero tanto rogó y suplicó la mujer, que conmovió al enano: «Tienes tres días para averiguar cuál es mi nombre, si lo aciertas, dejaré que te quedes con el niño. Por más que pensó y se devanó los sesos la molinerita para buscar el nombre del enano, nunca acertaba la respuesta correcta.

Al tercer día, envió a sus exploradores a buscar nombres diferentes por todos los confines del mundo. De vuelta, uno de ellos contó la anécdota de un duende al que había visto saltar a la puerta de una pequeña cabaña cantando:

«Hoy tomo vino,

y mañana cerveza,

después al niño sin falta traerán.

Nunca, se rompan o no la cabeza,

el nombre Rumpelstiltskin adivinarán!»

Cuando volvió el enano la tercera noche, y preguntó su propio nombre a la reina, ésta le contestó: «¡Te llamas Rumpelstiltskin!»

«¡No puede ser!» gritó él, «¡no lo puedes saber! ¡Te lo ha dicho el diablo!» Y tanto y tan grande fue su enfado, que dio una patada en el suelo que le dejó la pierna enterrada hasta la mitad, y cuando intentó sacarla, el enano se partió por la mitad.