Muebles a medida para el corazón del hogar

La Cocina es la habitación más importante del hogar, y aunque ya no las presidan aquéllos hogares tradicionales, las brasas sobre las que ebullían los pucheros, siguen siendo el lugar donde, mediante electrodomésticos de última generación, gobernados en remoto desde nuestro teléfono, se cocinan nuestras emociones junto con esas sopas tan reparadoras para las cenas en invierno. O las magníficas cenas que preparamos con mimo para nuestros amigos o pareja con tanta frecuencia. En las cocinas desayunamos casi siempre, muchas veces almorzamos allí, y cenamos la mayor parte de los días. Sirven también de lugar de trabajo improvisado, elegimos ese rinconcito acogedor cerca de la ventana, ese silencio de cacerolas en su sitio, de alacenas ordenadas y decoradas por hermosas vajillas que esperan. Otras veces son el lugar de la conversación más secreta, más personal, donde se tratan esos asuntos que no conviene que sobrepasen las fronteras de esta cálida estancia. O tomamos esa copa vino en compañía, mientras esperamos que el horno finalice su labor. Necesitamos que la cocina sea, especialmente, a nuestra medida.