Mes: octubre 2020

Mudanzas piratas: la historia detrás de las mudanzas baratas

Las mudanzas baratas suelen ser la fachada de empresas piratas que en verdad no ofrecen ninguna garantía. De hecho, la mayoría son totalmente ilegales. Y es que si lo piensas bien, entregar nuestras cosas más preciadas a este tipo de empresas no es nada inteligente, ya que al ser muy baratas no tendrán seguro y si te extravían o rompen algo, olvídate de recibir algún tipo de compensación. Otra práctica común de estas empresas de mudanza baratas es que, una vez subidas todas tus pertenencias al camión, se inventan cualquier excusa para aumentar el presupuesto y te exigen más dinero. Claro, cuando ya no te puedes negar porque ya estás  mitad de camino.

Siempre más joven

Es curioso comprobar cómo desde hace miles de años el ser humano, de forma generalizada, ha intentado aparentar siempre menos edad de la que tiene. Lo que quiero decir con esto es que no ha sido una tendencia más o menos moderna sino que ya en el Antiguo Egipto, grandes figuras como la conocida Nefertiti, o en Roma Cleopatra, usaban todo tipo de ungüentos y cuidados para aparentar siempre menos edad que la que tenían realmente.

Copas de vino personalizadas

Copas de Vino personalizadas son una interesante opción desde todos los puntos de vista, pues son de lo más recomendables cuando nos encontramos en esas ocasiones que siempre merecen un brindis. Hablamos de los aniversarios, las bodas, los cumpleaños, etc. Hay que tener en cuenta que contar con una copa personalizada es un lujo al que se puede acceder sin demasiados problemas para todos los bolsillos. Desde Cristafiel, una empresa que lleva años especializada en este sentido, creen que los caldos necesitan ser acompañados por copas de calidad, pero si además se pueden personalizar, se marcan diferencias. No lo dicen por decir, pues al estar en una de las regiones más importantes del vino español lo dicen con conocimiento de causa. Este tipo de copas son personalizadas con el texto que se quiera y termina siendo grabado con láser de manera directa sobre el cristal. Todo ello logra  obtener un regalo atemporal y de gran elegancia donde el diseño no se va a borrar con el paso del tiempo.

Casarte en tiempos de coronavirus

La verdad es que no suelo contar historias en las redes sociales ni en blogs, pero lo que he vivido en los últimos meses es para contarlo. Un momento para recordar, pedir disculpas y sobre todo agradecer lo que viví. Y es que yo pertenezco a ese grupo de personas que se han casado en tiempos de pandemia. Nunca pensé que el coronavirus me lo iba a poner tan difícil. Como os decía, no suelo utilizar las redes ni subir nada personal, pero por aquí es por donde puedo llegar al mayor número de amigos que asistieron a nuestra boda. No para nada en especial, sino para poder daros las gracias por todo, por asistir y acompañarnos, por ser respetuosos con la situación que vivimos todos, por saber divertiros con todas las pegas y limitaciones que nos han impuesto y que caray, ¡que sois geniales!

De cómo pasé a tener una sonrisa perfecta

Ya sabemos que la adolescencia es una época muy complicada. Es ese momento en el que te sientes solo en la vida. Incomprendido y donde nadie te escucha. Y lo peor es cuando comienzas a abrirte a las relaciones sociales. Ya sabemos que los chavales y chavalas entre 12-18 años son muy crueles. Los defectos físicos siempre son los que marcan el presente y, sobre todo, el futuro. Por eso, la historia que os quiero yo contar es cómo por culpa de una mala dentadura, los años de adolescencia se pueden convertir en todo un infierno.

El disfraz, elemento indispensable para evocar a nuestra infancia

Siempre he pensado que las mejores historias son las que no tienen ninguna conexión con la ficción, las que han sucedido de verdad. Esas son las que realmente nos hacen evolucionar como personas, las que definen quiénes somos y en qué nos hemos convertido. Pueden ser felices o tristes, pero de lo que no cabe la menor duda es que, detrás de cada una de ellas, se esconde un aprendizaje que nos ha terminado sirviendo para algo en esta vida. Y eso también tiene mucho valor a la hora de ir creciendo como persona.