Denia, un ejemplo claro de progreso turístico en nuestro país

La historia de muchos municipios se ha transformado de una manera bastante interesante en los últimos tiempos. En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de algunos municipios que, dedicándose durante toda su existencia a labores propias del sector primario, se han convertido en verdaderos centros del sector servicios. Es el caso de Denia, una localidad de la provincia de Alicante que ha cambiado de un modo radical su vida en las últimas décadas hasta el punto de que muchas de las personas más mayores de la zona aseguran que ya conocen el municipio en el que se encuentran.

Denia ha sido, de manera tradicional, un pueblo de pescadores. Ha sido siempre una localidad de gente humilde y que, como os decimos, ha tenido en el sector primario la base de su economía. Pero desde la segunda mitad del siglo XX se ha trasnformado hasta convertirse en uno de los municipios de referencia del turismo nacional y mediterráneo. A día de hoy, queda poco de lo que fue ese pequeño pueblo del principio del siglo pasado. Por no decir nada. La verdad es que este municipio es una de las grandes representaciones de la transformación que ha sufrido el país durante todos estos años.

Una noticia que fue publicada en el portal web Levante-EMV informaba de que un municipio como Denia había doblado la población empadronada en tan solo 26 años y que había conseguido sobrepasar los 45.000 habitantes. Hablamos de una noticia que fue publicada en el año 2007 y que hemos mencionado adrede puesto que habla a las claras de esa evolución demográfica que se ha vivido en el municipio y que también ha implicado una evolución económica. Y es que, cuanta más gente vive en un municipio, más cambia el tipo de servicios que en él se prestan. Este es el ejemplo clásico.

Es cierto que Denia se ha convertido en un atractivo turístico, pero desde el municipio se ha apostado por otra técnica diferente a las de Benidorm o Torrevieja, por ejemplo, que apuestan por la masificación de gente. El caso de Denia es particular: ha preferido mantener esa imagen de municipio tranquilo y apacible que seguir creciendo de una manera desmedida. De hecho, la población actual, según los servicios de documentación de la Diputación de Alicante, es ahora de 41.000 habitantes de manera aproximada. Como veis, el municipio ha parado en seco su crecimiento demográfico a fin de mantenerse como la referencia del turismo mediterráneo sosegado.

La historia de Denia es la de muchos pueblos de la costa mediterránea, pequeños pueblos de pescadores que, durante el siglo XX, crecieron de una manera exponencial hasta convertirse en urbes turísticas y dedicadas casi por completo al sector servicios. La estrategia de Denia, apostar por un turismo no tan masificado como otras localidades de la costa, está teniendo efectos muy positivos en esta economía de servicios durante los últimos años y es así como nos lo han transmitido los profesionales de Romer Playa, una entidad especializada en lo que tiene que ver con la venta y alquiler de pisos y apartamentos en la localidad.

Vacaciones que relajan

Las historias que nos cuentan las personas que han acudido a Denia durante los últimos años nos confirman que es un lugar realmente bueno para acudir a descansar durante los meses de verano. La verdad es que se trata de un lugar en el que se respira tranquilidad por los cuatro costados y que se ha ganado una fama muy importante entre todas aquellas personas que ‘pasan’ de disfrutar de sus vacaciones en lugares en los que, desde luego, no se puede ni caminar.

Teniendo en cuenta lo que ha venido ocurriendo en los últimos meses, momentos en los que una pandemia ha obligado a la población a confinarse y a mantener una determinada distancia social, es evidente que un municipio como Denia saldrá reforzado este verano ya que ahí siempe hay mucho más espacio que en otros lugares como lo puedan ser las grandes ciudades y los municipios que, durante los meses de julio o agosto, se conviertan en un completo avispero.

Es evidente que la sociedad cambia y que los municipios lo hacen de la mano. Lo que ha sucedido en Denia, como os comentábamos al principio, es un ejemplo claro de ello y la verdad es que el progreso que ha experimentado el municipio con el paso de los años ha sido de lo más interesante. De hecho, estamos convendidos de que hay una serie de municipios que tratan, en los tiempos que corren, de seguir los pasos de Denia para convertirse en potencias económicas en lo que tiene que ver con sus zonas. Desde luego, es un buen ejemplo sobre el que edificar un futuro mucho mejor y más próspero.

Elaborar cerámica, una actividad positiva para nuestra salud

A veces, nos damos cuenta de que en la vida hay actividades que, sin pensarlo, se han convertido en indispensables en nuestra vida por una gran variedad de razones. Son situaciones que no nos esperamos pero que, desde luego, son elementales para entender la vida desde ese momento. Y son situaciones que pueden resultar de lo más terapéutico para enfrentarnos a todos esos problemas que nos depara la vida y que no nos dejan tener una tranquilidad como la que nos gustaría. Situaciones de las que, sin lugar a dudas, ya no nos podemos desprender.

Este tipo de actividades pueden ser de lo más variadas. Puede ser el simple hecho de jugar al fútbol. Este deporte, como cualquier otro, nos puede ayudar a socializar. También puede ser escuchar música, que es una de las maneras más buscadas por la gente a la hora de adquirir motivación. O realizar objetos de cerámica, una actividad que no suele ser tan habitual como las dos primeras, pero que ha permitido que sean muchas las personas que han encontrado una manera de disfrutar de su tiempo de ocio y, de este modo, conseguir dotarle de sentido al mismo.

El diario argentino Clarín informaba, en una de sus noticias, de que se había producido en el país un boom de talleres cerámicos. Y la verdad es que la historia que explica el porqué de esto merece ser contada y responde a las dos razones que os explicamos a continuación:

  • Por una parte, porque realizar objetos de cerámica hacía que, para muchas personas, encontraran razones terapéuticas para un sinfín de problemas, sobre todo de índole psicológico. Teniendo en cuenta la cantidad de personas que sufren este tipo de problemas tanto en Argentina como en España, resulta elemental que una actividad así ofrezca una salida para eso.
  • Por otro lado, cabe destacar que son muchas las relaciones que existen entre la cerámica y la ecología, algo que recalca esa propia noticia y que, desde luego, deja claro que la actividad cerámica es de una importancia bastante grande para la sociedad en su conjunto, además de ser una de las cuestiones que debe servir de ejemplo a otras tantas actividades que se realizan en el interior de nuestras fronteras.

Lo cierto es que, en palabras de algunos psicólogos, cuestiones como la cerámica o la alfarería han tenido una importancia muy grande a la hora de permitir a las personas evadirse de la realidad. Todos y todas hemos visto la película de Ghost, que quizá es la que mejor ha explicado un asunto como del que estamos hablando. Y lo cierto es que lo que se refleja en dicha película (hablamos, por supuesto, de la necesidad de realizar la actividad cerámica o alfarera) es tan cierto y tan real como la vida misma. Son muchas las personas que, desde luego, nos pueden confirmar que esto es tal y como lo estamos explicando.

Son muchas las historias personales de gente que asegura que, desde luego, consideran elemental una actividad como la de elaborar productos cerámicos o de alfarería. Algunos medios de comunicación y profesionales de la psicología han explicado que la realización de actividades como de las que hablamos en este artículo pueden tener aspectos muy positivos para las personas en la actualidad. Los profesionales de una entidad como lo es Cerámica Para Arquitectura, especializados en la elaboración de todo tipo de productos relacionados con el mundo cerámico, nos han asegurado que, en su caso, trabajar en un sitio como este les ha hecho personas más realizadas y, en definitiva, más felices.

La paz y la tranquilidad, los mejores argumentos

Antes nos hemos referido a una película como lo es Ghost, que si no la habéis visto deberíais hacerlo. Si algo caracteriza a los personajes que se encargan de la producción de objetos de barro en esa película es que, cuando están realizando esta labor, parecen estar en paz, en sintonía con todo el mundo. Y eso es muy importante teniendo en cuenta la sociedad del estrés y de las prisas en la que vivimos. Desde luego, este trabajo es uno de los que más chocan con la realidad que vivimos ahora.

Seguro que muchas de las personas que habéis leído este artículo jamás hubieseis imaginado que podría ocurrir que una actividad de estas características trajera buenas noticias para nuestra salud mental. Y es que, aunque todos y todas pensemos que nos encontramos perfectamente en lo que tiene que ver con ese asunto, lo cierto es que siempre podremos mejorar. Y más si cabe en una sociedad en la que cada vez se nos presiona más y más a los trabajadores en fábricas, oficinas y otros centros de trabajo.

El vino, siempre presente en las historias que tienen que ver con España

Estamos en un momento en el que, desde luego, han cambiado muchas tendencias sociales que hacen que la sociedad de enfrente a nuevas necesidades. No cabe la menor duda de que la gente ha necesitado cambiar algunas de las costumbres que estaban arraigadas para dotar de un nuevo aspecto a su vida. Es evidente que todo lo que tiene que ver con el consumo de determinados productos es una de las cuestiones que más relación tiene con esto y que todos los actores sociales se tienen que amoldar a estas nuevas necesidades sociales. 

Uno de los productos que más cambios de tendencia ha experimentado en los últimos tiempos ha sido el vino, que es una de las estrellas de nuestra gastronomía. De toda la vida, ha sido uno de los productos más consumidos en el interior de nuestras fronteras. Desde la llegada de la democracia, cayó su impacto entre el público de nuestro país y ahora, después de algunos años, parece que ha vuelto a despuntar. Y es que el vino vuelve a estar de moda. Y es que nos atreveríamos a decir que está más de moda que nunca.

Un artículo que fue publicado en eldiario.es informaba de las causas por las que nos gusta tanto beber no solo a los españoles, sino al ser humano en general. Y lo cierto es que la historia que nos cuentan nos genera cierto interés: una de las razones puede provenir de la propia supervivencia humana. El alcohol es uno de los medios a través del cual podemos obtener una cantidad tremenda de energía, según informaron fuentes especializadas a este medio. Y eso es algo que mucha gente suele desconocer en los tiempos que corren. 

Pero, ¿cómo es el consumidor de vino en este país? ¿Cuánta gente bebe vino y qué vino bebe? La verdad es que el consumidor de este tipo de producto suma un 60% de la población adulta en España, apostando además por un tipo de vino como lo es el tinto. A nadie se le escapa el hecho de que hay diferentes clases de vino tinto, diferenciadas sobre todo por la bodega o por si son con denominación de origen. Pues bien, en lo que tiene que ver con España la verdad es que hay tantos consumidores de vinos de denominación de origen como de vinos sin denominación de origen. Es lo que dice el portal web Vinetur. 

El vino es uno de los productos que nunca falla a la hora de hablar de España. En todo tipo de historias, ya sean novelas o películas, el vino ha tenido un papel bastante destacado. Y por eso son muchas las personas relacionadas con la literatura o el cine que han mostrado interés en conocer de primera mano todos los accesorios que suelen estar relacionados de una manera directa con el vino. Así es como nos lo han comunicado los profesionales de Giona Premium Glass, especialistas precisamente en este tipo de accesorios. 

Llevamos toda una vida bebiendo vino 

A la hora de escribir una novela o el guión de una película, la persona encargada de ello tiene que tener una serie de conocimientos básicos, sobre todo los que están ligados al propio contexto en el que se desenvuelve la acción de la que estamos hablando. En ese sentido, hay muchas cosas que han cambiado. Pero lo que no ha cambiado en ningún momento es la pasión que sentimos en España por un producto como lo es el vino, que desde luego causa sensación en el interior de nuestras fronteras. 

Por eso podemos encontrarnos referencias al vino desde una película o novela que esté basada en la actualidad hasta en el mismísimo Quijote. Y la verdad es que no son muchas las cosas que puedan estar presentes de una manera similar en ambos extremos. A nadie le cabe la menor duda de que el vino es uno de esos productos y que ese tipo de cosas son las que me convierten en un producto de referencia para toda la ciudadanía española y lo que le coloca como un verdadero lujo para la gente que vive en países que tradicionalmente han importado los vinos de nuestro país. 

Es hora de valorar todas las buenas noticias que nos deja el vino en nuestro país y toda la importancia que tiene en un momento como el actual. Está claro que no hay un producto que pueda identificar más a nuestra tierra. Y es que no es para menos. Es hora de reivindicar su poder y su calidad. Y es que no hay ninguna razón para no hacerlo. Desde luego, a nadie se le escapa que esa calidad es la que coloca al vino español en las estanterías de bares y restaurantes de todo el mundo.