Los dolores y problemas dentales, la historia común más repetida de España

Son muchas las personas de nuestro país que sufren algún tipo de problema dental. Son historias que probablemente son completamente diferentes y que poco tienen que ver una con otra. Pero algo sí que tienen en común: que esos problemas dentales provienen de un mal hábito, de un uso incorrecto o insuficiente del cepillo dental. Es el principal problema que tiene que ver con la salud dental en España y que tenemos que resolver para paliar los malos datos que experimenta nuestro país en lo que tiene que ver con este asunto.

Lo peor de todo es que esas historias comunes de las que hablamos afectan a todo tipo de personas. Las personas mayores constituyen uno de los grupos de población más afectados. Esto, quizá, nos lo podíamos llegar a esperar puesto que a muchas de ellas no les enseñaron en su día las ventajas que conlleva el cepillarse los dientes. Pero lo que más preocupante nos parece es que otro de los grupos de población que más afectado se encuentra por los problemas dentales es el de los niños, personas que ya deben forjar su identidad sabiendo las ventajas de cuidar de sus dientes.

Son muchos los niños que tienen problemas con sus dientes en un momento como en el que nos encontramos y son muchos los que tienen una historia que es común: la del consumo excesivo de azúcar que tienen las chucherías y la del escaso interés por el cuidado de sus dientes. Así nos lo han contado los profesionales de la Clínica Dental Odonthos, que además nos han comentado que, eso sí, parece que muchas familias ya están obligando a sus más pequeños a pasar por el dentista para tratar de corregir los problemas que sus dientes les pueden estar ocasionando.

No obstante, huelga decir que lo ideal sería que ningún niño tuviera que pasar por el dentista. Máxime cuando vivimos en una sociedad en la que el cuidado de la salud se mira con lupa en muchos casos. Desde luego, el objetivo a medio plazo de una sociedad como la nuestra debería ser el que los niños presentaran un porcentaje menos de problemas en sus dientes. Para ello, factores como lo son la educación recibida tanto en el colegio como en casa es fundamental. Es la mejor manera para tratar de que se eviten historias que, a fin de cuentas, generan tantas molestias en los niños y en sus familias.

Es un problema social importante

Debemos tener en cuenta que el problema no es solo de los niños, sino que afecta a los diferentes grupos de población que conforman nuestra sociedad. Es lo que viene a decir un artículo que fue publicado en el diario El País que afirma que ni sabemos usar el cepillo de dientes ni lo usamos lo suficiente, la mejor prueba de que todavía hace falta una mayor cultura dental en un país como el nuestro y que todavía son muchas las cosas que quedan por hacer para conseguirla.

Otro artículo, en este caso publicado en el diario El Confidencial, apuntaba los diferentes tipos de problemas que pueden aparecer en nuestros dientes durante diferentes puntos temporales que parten desde nuestro último cepillado. Esto es lo que asegura la noticia:

  • Un día sin cepillarnos hace que se genere una fina placa que utilizarán las bacterias para quedarse en nuestra boca.
  • Después de una semana sin cepillarnos, empieza a aparecer la gingivitis, que para quien no lo sepa es el momento en el que nos empiezan a sangrar las encías. Estos ya son síntomas que indican a las claras que algo no va bien.
  • Un mes después empiezan a aparecer puntos blancos en los dientes que indican que nuestra boca no está siendo cuidada como es debido.
  • Un año después se empiezan a crear agujeros en nuestros dientes y muelas, lo que provoca graves dolores y lo que hace que, de acudir al dentista, ya tengamos que gastar bastante dinero en reparaciones.
  • Cinco años después del último cepillado, los dientes empiezan a ceder y a soltarse, lo que hace que ya sea irremediable que tengamos problemas dentales de calado.

Como veis, todo lo que os venimos comentando es tan real como la vida misma. Por tanto, para evitar tantas historias relacionadas con problemas dentales es ideal que nos pongamos manos a la obra y empecemos a cuidar de nuestros dientes ya mismo. No se pasa realmente bien cuando nos miramos delante del espejo y vemos nuestros dientes amarillos o la falta de alguno de ellos. O cuando sabemos que tenemos halitosis y tenemos que hablar delante de un grupo de personas. Son cosas que hacen más difícil nuestra vida y que, a fin de cuentas, hacen mucho más complicada nuestra felicidad.

La reproducción asistida permite poner un final feliz a muchas vivencias personales

Tener un hijo o hija es siempre una bendición. Se trata de uno de los asuntos que puede cambiar por completo la vida de una persona y la de una pareja. No cabe la menor duda de que el número de obligaciones aumenta de una manera exponencial en muy poco tiempo pero que, desde luego, nada hay que nos pueda hacer pensar que nos pueda hacer pensar que esto no hace feliz a las familias. Por el contrario, se trata, según lo que apuntan los mismos padres y madres, de uno de los momentos más felices en la vida de la gente.

Sin embargo, no cabe la menor duda de que no todo es tan fácil. En los últimos años, hemos tenido constancia de que han existido muchos casos en los que, por circunstancias físicas, una pareja no puede tener descendencia. Se trata de una situación que es bastante preocupante a nivel psicológico. Y es que saber que no se puede tener hijos puede acarrear unas consecuencias que pueden ser fatales a la hora de conseguir nuestra felicidad y para intentar disfrutar de todo lo que nos puede deparar esta vida.

Un texto que fue publicado en el portal web del diario Statista informaba de que la tasa de fecundidad en el mundo sigue bajando de una manera realmente importante. El nivel de vida que llevamos a día de hoy, en el que el estrés lo envuelve prácticamente todo, parece ser una de las causas por las que este tipo de problemas continúe en aumento en los tiempos que corren. Y es que es muy difícil concebir en una situación como la que estamos describiendo, ya sea por motivos relacionados con la falta de tiempo o por razones psicológicas que, como hemos visto, las hay.

El texto al que hemos hecho referencia habla también de cómo están aumentado los tratamientos de reproducción asistida en un país como el nuestro. Y es que no es para menos. Existen historias de muchas familias que, después de haber sido informadas de la imposibilidad para realizar fecundaciones de manera natural, han apostado por este tipo de técnicas para conseguir su propósito. Ha sido la vía en la que muchas parejas han encontrado la manera de dibujar un final feliz en lo que respecta a su posibilidad para tener descendencia. Un final que, por otra parte, es de justicia.

España contiene ya ocho millones de historias como la que acabamos de comentar desde que el primer bebé nacido a través de este tipo de tratamientos llegara hasta nuestras vidas, hace ya más de 40 años, tal y como informaba la noticia que os hemos enlazado de la página web de Radio Televisión Española. Ha sido una batalla larga la de conseguir que este tipo de situaciones se normalice, pero poco a poco parece que la sociedad en su conjunto parece ver este tipo de tratamientos como plausibles. Solo unos pocos ensalzados y chapados a la antigua parecen mantenerse en contra.

Han sido muchas las personas que han padecido problemas psicológicos en España a causa de la imposibilidad de traer hijos e hijas al mundo. Superar una situación como tal no es fácil y ha conducido a mucha gente hacia la infelicidad más absoluta. Pero, por suerte, las cosas han cambiado. Según los profesionales de Ivi Global Education, una entidad especializada en el aprendizaje y la enseñanza a personas interesadas en dedicarse a investigar y tratar la reproducción asistida, en muy pocos años se ha conseguido dar respuesta a todas las demandas y todos los problemas que presentaban personas que, otrora, no tuvieron la opción de tener descendencia. La de esta ciencia es una historia de superación y de bien para nuestra sociedad.

La mejora de la tecnología, clave

Hay que tener en cuenta una cosa. Y es que la evolución tecnológica siempre irá en beneficio de un aspecto como lo es la ciencia. De hecho, gracias a que la primera existe, la segunda ha podido desarrollarse. Y gracias a cuestiones como esta se ha desarrollado una ciencia como la de la reproducción asistida, que desde luego está detrás de la felicidad de muchas personas y del hecho de que hayan tenido la opción de formar una familia, que es el propósito de mucha gente a medida que se va haciendo adulta.

Finalmente, hay que tener en cuenta otra cosa. Son muchas las personas que, a causa de males sociales como el exceso de trabajo, la presión laboral o el estrés, van a seguir teniendo problemas en lo que tiene que ver con concebir a un hijo o hija. Para todas esas personas, sabed que existe una solución que pondrá un broche de oro a vuestra historia: la reproducción asistida. Y que nadie os diga que estáis locas. Estáis persiguiendo un sueño y, como tal, ese sueño merece ser cumplido.

Enfermedades asociadas a los trabajadores de limpieza

Las singulares características y condiciones de trabajo de cada sector profesional favorecen la aparición de una predisposición o concreción hacia unas determinadas patologías derivadas de su trabajo y entorno profesional, ya sea por las condiciones en que el trabajador desarrolla su actividad, por la forma de organización del trabajo dentro de la propia empresa o por una exposición prolongada y crónica a situaciones desfavorables o adversas lo que puede llegar a provocar un deterioro lento y paulatino de la salud del trabajador.

En este sentido, a lo largo del post os hablaremos de las principales enfermedades profesionales en los trabajadores del sector de la limpieza. Además, también haremos hincapié en las problemáticas que tienen una mayor incidencia en este ámbito profesional y que son:

  • Enfermedades causadas por agentes físicos, es decir por movimientos repetitivos, posturas forzadas, fatiga…, siendo las partes del cuerpo más afectadas:
    • Hombro. Por trabajos relacionados con acciones continuas de levantamiento o flexión del brazo, llegando a producir una patología tendinosa crónica de manguito de los rotadores. Esta es una patología que se presenta con una alta incidencia en trabajadores como pintores, escayolistas, mecánicos, montadores de estructuras, limpiadores de cristales etc. Así, si vosotros no queréis sufrir este tipo de lesiones o dolores derivados del desempeño del trabajo, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Servinet, dado que esta empresa goza de la experiencia necesaria para que todos sus trabajadores estén correctamente formados y puedan realizar la limpieza de cristales interiores y de fachada en altura con la mayor de las garantías y es que para ello cuentan con una gran logística, como personal especializado en trabajos en altura, un camión grúa que alcanza 16 metros de altura, pértigas telescópicas, brazos articulados autopropulsados… por lo que el riesgo de lesiones se minimiza al máximo. 
    • Codo y antebrazo. Relacionados generalmente con trabajos que requieren movimientos repetidos de impacto o movimientos de gran flexión o extensión del brazo, ocasionando inflamación de las vainas tendinosas de tejidos e inserciones musculares como epicondilitis, epitrocleitis, etc.
    • Muñeca y mano. Tendinitis, síndrome del túnel carpiano, síndrome del canal de Guyon… por trabajos que exigen una aprehensión fuerte con giros o desviaciones fuertes y repetidas de la mano, así como movimientos repetitivos o mantenidos de extensión de la muñeca. 
    • Rodillas. Con compresión del nervio o tejidos subcutáneos de las zonas de apoyo de las rodillas, muy relacionado con trabajos que requieran habitualmente una posición prolonga y mantenida de rodillas, en cuclillas, etc., pudiendo llegar a producir bursitis crónica de las sinoviales, compresión del ciático poplíteo externo… 
  • Enfermedades causadas por vibraciones mecánicas. Como pueden ser las tendinitis, esguinces, bursitis, etc., ocasionadas por la realización de trabajos o la utilización de maquinaria que transmite vibraciones al hombro, brazo o a la mano, como le pueden ocurrir a aquellos trabajadores que manejen máquinas tales como pulidoras de suelo. 
  • Enfermedades causadas por la exposición de productos químicos. Ya sea por su inhalación o contacto directo con productos desinfectantes, bactericidas, detergentes, abrillantadores, decapantes, desengrasantes, productos de esterilización, insecticidas, raticidas, etc. pudiendo producir conjuntivitis ocular, rinoconjuntivitis, asma, urticarias, neumonitis de hipersensibilidad, síndrome de disfunción reactivo de la vía aérea, etc. 
  • Enfermedades infecciosas. Ocasionadas en aquellos trabajadores dedicados a la limpieza y mantenimiento de instalaciones que sean susceptibles de transmitir infecciones como la legionella.
  • Enfermedades causadas por agentes cancerígenos. Personal de limpieza que realizan su trabajo en consultas de radiodiagnóstico, radio y radioterapia, aplicación de isotopos radioactivos… en hospitales, clínicas, sanatorios…  

La legislación actual impone un deber de cooperación entre la empresa contratante y la empresa de servicios de limpieza, de tal modo que el artículo 24 de la Ley 31/1995 establece qué información ha de suministrar la empresa cliente a la empresa contratante. Esta información deberá facilitarse siempre ante cualquier de estas situaciones: 

  • Antes del inicio de las actividades profesionales.
  • Cuando se produzcan cambios en las actividades, por ejemplo, ante un incremento del nivel de riesgos.  
  • Tras la producción de una situación de emergencia.

¿Cuál es la información mínima que se debe transmitir?

La información entre empresas debe ser recíproca y suficiente sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrollen en el centro de trabajo y que puedan llegar a afectar a los trabajadores de ambas empresas, por lo que se debe desarrollar conjuntamente una coordinación que como mínimo consistirá en:

  • Intercambio de información y de comunicaciones entre ambas empresas, contando con el compromiso formal de las empresas en materia de seguridad, higiene y salud laboral de los trabajadores.
  • Identificación, concreción y análisis de las tareas que se van a desarrollar: limpieza interior, de fachadas, exterior, industrial, etc.  
  • Impartición de instrucciones a los trabajadores.
  • Establecimiento de medidas específicas de prevención de riesgos laborales.
  • Procedimientos o protocolos de actuación.
  • Celebración de reuniones de los comités de seguridad y salud de ambas empresas.
  • Presencia de recursos preventivos.
  • Designación de las personas encargadas de la coordinación de actividades preventivas.