Cómo elegir un psicólogo adecuado

Image source - Pexels.com

En esta vida que llevamos, puede que tomas la decisión de buscar ayuda de carácter psicológico. Para conocer al psicólogo adecuado, hay que tomar con tranquilidad la decisión, pues no hay que cometer errores a la hora de conocer al psicólogo, pues de lo contrario no lograrás solucionar tu problema.

Image source - Pexels.com

En esta vida que llevamos, puede que tomas la decisión de buscar ayuda de carácter psicológico. Para conocer al psicólogo adecuado, hay que tomar con tranquilidad la decisión, pues no hay que cometer errores a la hora de conocer al psicólogo, pues de lo contrario no lograrás solucionar tu problema.

En esta vida que llevamos, puede que tomas la decisión de buscar ayuda de carácter psicológico. Para conocer al psicólogo adecuado, hay que tomar con tranquilidad la decisión, pues no hay que cometer errores a la hora de conocer al psicólogo, pues de lo contrario no lograrás solucionar tu problema.

¿Qué señales nos dicen que no es un psicólogo de confianza?

El principal problema que hay es que casi cualquier persona puede proceder a abrir una consulta de psicoterapia, aunque carezca del título de psicología. Por este motivo, lo primero que debemos tener en cuenta es que el terapeuta tenga la titulación que se requiere.

El caso es que, aunque se busque a un terapeuta que no sea un psicólogo no debemos confiarnos, puesto que hay bastantes que no son profesionales de fiar.

¿Cómo se describen las sesiones?

A veces se habla mucho tiempo y el psicólogo no aporta nada a la conversación. Si que es cierto que los pacientes se van a desahogar, pero conforme pasan los días y las semanas nada cambia. Los malestares continúan y solo se fue momentáneamente cuando estaban en la consulta del especialista.

Como es normal, el terapeuta debe intervenir, pero no haciendo solo preguntas, pues no es un comportamiento adecuado. Los que lo hacen suelen proponer cuestiones a su paciente, explicándole el funcionamiento de los procesos mentales y les proporciona las herramientas útiles para manejarlos.

¿Qué preguntas se puede hacer para saber si estamos ante un buen psicólogo?

La psicóloga Maribel Paz ha experimentado en sus propias carnes como muchos pacientes no sabían que al psicólogo no se le pueden hacer preguntas. No debemos tener vergüenza, pues al final si nos callamos, el tiempo pasar y se gasta el dinero de las sesiones sin que nos sea de utilidad. Lo ideal es que sirvan para mejorar como nos sentimos, que para eso se busca a un psicólogo.

Otro punto especialmente interesante es saber a qué clase de corriente psicológico nos enfrentamos. Si el profesional no responde que es de la cognitiva-conductual, estaremos ante una buena señal, pues aquí se utilizan técnicas cuya eficacia se prueba de forma empírica.

Hablamos de un aspecto de gran importancia, pues en el campo de la psicología hay múltiples corrientes que no ayudan tanto como debieran a los pacientes, pues a veces incluso aumentan los problemas de los pacientes si lo comparamos con su situación de cuando llegaron.

La vida que llevamos en esta sociedad actual ayuda a que se produzcan importantes situaciones de estrés, por lo que no hay que tener vergúenza o reparo en acudir a unos psicólogos que están para ayudarnos a superar nuestros problemas.

¿Cómo tiene que ser el proceso terapéutico a la hora de elegir el psicólogo adecuado?

En el momento en que se pregunta la forma en la que se produce el proceso terapeútico, hay también una serie de respuestas que nos pueden indicar que puede que estemos ante un psicólogo que ayude a la superación del malestar. Lo cierto es que los tratamientos deben estar estructurados.

Por todo esto, se puede optar por un buen psicólogo cuando nos diga que se hace una evaluación y planificación del tratamiento. Normalmente, las dos primeras sesiones que haga un proceso evaluativo y según los resultado obtenidos, se hace un planteamiento de los objetivos a conseguir y los medios para lograrlo.

Por ejemplo, en este sentido podríamos incluir la activación de la conducta si se tiene un problema de depresión. Una vez dicho esto, explicamos al paciente lo que le ocurre y las técnicas que se van a usar para la superación del problema.

En este sentido, hay que saber qué está trabajando el psicólogo contigo y el motivo. Cuando antes de comenzar la terapia con un profesional te va a contar todo ello, lo que es una magnífica señal.

Es importante seleccionar un psicólogo adecuado, pues así contrataremos a un profesional que nos proporcionará herramientas de valor para poder manejar por nuestra cuenta lo que nos ocurre. El proceso terapéutico es posible que nos lleve su tiempo, pero si el paciente es cumplidor en cuanto al plan de intervención y debe notar una mejoría evidente.

La mejora tiene que proporcionar una autonomía mayor, que reduzca la incidencia de los trastornos de nuestro día a día, para poder recuperar el bienestar. De lo contraria lo mejor es valorar el cambio de psicólogo.

Como es normal, hasta en un sector como este, no todos son buenos profesionales, por lo que hay que elegir los que mejor puedan ayudarnos.

artículos relacionados

Otras historias que pueden interesarte

Las plagas, un asunto vital para nuestra salud

Las plagas, un problema que necesita solución y en este sentido conviene no andarse con rodeos, pues se puede terminar por pagarlo muy caro. En Control Plag aseguran que la mentalización por parte de particulares y empresas en este sentido ha crecido mucho desde que comenzaran a operar en un ya lejano 1994. A pesar de ello, todavía queda mucha gente que posterga la decisión de solicitar ayuda para resolver las problemáticas generadas por las plagas.

LEER MÁS »

Así es cómo pasé de ser patito feo a cisne

“Se dirigió entonces hacia ellos, con la cabeza baja, para hacerles ver que estaba dispuesto a morir. Y entonces vio su reflejo en el agua: el patito feo se había transformado en un soberbio cisne blanco…» Seguro que esta frase te suena mucho. Es de Hans Christian Andersen (1805-1875) de su famosa libro El patito feo. Creo que todos nosotros, alguna vez en nuestra vida nos hemos sentido como él. ¿Verdad?

LEER MÁS »