El color en las paredes de tu hogar, un sinónimo de alegría y felicidad

El color es siempre un factor diferencia para todo objeto que se precie. Es el elemento que más puede hacer destacar a una cosa o a una persona por encima del resto. Y no cabe duda de que, en una sociedad como en la que vivimos, caracterizada por el fuerte peso que tiene la imagen, eso es realmente importante. A nadie se le escapa el poder que representa el color y también su significado. Porque sí, el color siempre encierra un significado. Y es que no es lo mismo un amarillo pálido que un azul turquesa.

Ese poder que representa el color ha sido utilizado en miles de cosas de manera tradicional. Una de las más habituales es en las paredes de una vivienda. El color blanco parece estar pasando de moda y son muchas las personas que han decidido sustituirlo para darle otro aire tanto al exterior como al interior de su vivienda. La verdad es que esta decisión suele tener consecuencias positivas, siendo la llegada de una mayor alegría al hogar la que, sin duda alguna, destaca por encima del resto. Y es que el poder del color es tremendo en los tiempos que nos ha tocado vivir.

Hay colores que, por supuesto, funcionan al son de las tendencias del momento. Un artículo que fue publicado en el portal web de Trendencias hablaba precisamente de este tipo de cuestiones, destacando un total de 8 colores que van a ser tendencia en este 2020 y que son el blanco roto, el beige, el gris claro, el azul turquesa, el mostaza o amarillo, el coral o terracota o el azul casi negro. Y es que estos colores son frescos y permiten cumplir ese objetivo de dotar de alegría a nuestra vivienda del que hemos hablado en los dos párrafos anteriores.

El portal web de la revista Hola habla de una regla que no conocíamos y que, desde luego, nos parece muy interesante compartir con todos vosotros y vosotras: la regla del 60/30/10. Se trata de combinar colores para las paredes de nuestra vivienda de tal modo que haya un color dominante que cope el 60% del espacio, uno secundario que se haga con un 30% del total y otro que se deje ver en un 10%. Esta regla es básica para conseguir una vivienda que, además de ser alegre, también sea elegante, una cuestión qe no puede pasar desapercibida.

El color influye en el estado de ánimo de las personas y es precisamente por este tipo de cuestiones por las que merece la pena tener pintadas las paredes de nuestra vivienda con los colores que realmente nos aportan mayores dosis de alegría. Los profesionales de una entidad como lo es La Casa del Pintor de Murcia nos han indicado que son muchas las historias que conocen acerca de familias que, en pos de mejorar en lo que tiene que ver con su estado de ánimo, han apostado por colores alegres tanto en el exterior como el interior de su vivienda.

Ver la vida a color nos hará sentir mejor

Está claro que estar rodeados de color nos hará que tengamos, como mínimo, más posibilidades de permanecer alegres. Aunque bien es cierto que la alegría también depende de otra serie de cuestiones que tienen que ver con nuestro trabajo, nuestra familia y otra buena nómina de cuestiones, lo cierto es que el color puede jugar un papel muy importante en nuestras vidas y la verdad es que conviene no olvidarse nunca de las ventajas que nos puede aportar un elemento como del que venimos hablando.

Nuestra experiencia y los conocimientos que tenemos nos indican precisamente lo que os estamos comentando a lo largo de todo este artículo. Y es que la fuerza que tiene el color no puede ser asumida por mucha de las sensaciones que experimenta el ser humano a lo largo de su vida. Desde luego, no cabe la menor duda de que el color es vida y que, si somos capaces de jugar con ello en las paredes de nuestra vivienda, conseguiremos hacer de ella un espacio en el que realmente podamos seguir sintiéndonos a gusto y bien, algo que, por otra parte, no es tan sencillo como parece muchas veces.

Estamos convencidos de que todas esas familias que han apostado por pintar las paredes de su casa de un determinado color que sea diferente al blanco han encontrado la manera de darle a su vida algo más de alegría, una cuestión que ha sido difícil en los últimos años puesto que los problemas económicos de este país han hecho completamente imposible que nos sintiéramos del todo seguros y que no dispusiésemos del dinero necesario para realizar todo aquello que, desde nuestra opinión, nos hubiese hecho disponer de una mejor calidad de vida.

Deja una respuesta