El envejecimiento y sus soluciones

La importancia de la estética es fácilmente demostrable en los tiempos en los que vivimos. Uno de los elementos más importantes que está de moda para luchar contra él es el botox y la blefaroplastia.

A nivel genérico, cuando se habla de botox, lo hacemos de unos tratamientos que más se usan en el campo de la medicina estética de cara a la reducción o atenuamiento de las denominadas arrugas de expresión en el rostro. El caso es que, contrariamente a lo que mucha gente piensa, el botox es una toxina que produce el botilismo.

Entre las propiedades que tiene, destaca su capacidad para la producción de parálisis de los músculos. Se puede aplicar además para obtener soluciones para el tratamiento de los problemas oftalmológicos, concretamente para el vicio refractario del estrabismo, lo que hace que salte de esta especialidad médica de oftalmología a otros campos como la medicina estética.

El uso del botox en el campo de la medicina estética lleva más de dos décadas usándose y los efectos que tiene a la hora de reducir las arrugas de expresión por la pérdida o reducción de la producción de colágeno, le da esa firmeza a la piel o elastina muy destacados.

Eso sí, siempre, como nos dicen desde los profesionales del campo estético de Beyou Salud, los resultados se ven en solo 72 horas después de ser aplicado, aunque como pega tiene que el resutlado no es para siempre, durando del orden de entre tres a cuatro meses, a partir de los cuales las arrugas demás líneas de expresión vuelven aparecer.

Si queremos que mejoren los resultados, lo mejor es combinar esto con la blefaroplastia l cirugía de los párpados, que trata de eliminar quizás un exceso de piel y grasa que podemos encontrar en los párpados inferiores y superiores.

Vamos a ver las principales diferencias entre estas dos técnicas:

Botox

Tratamiento de carácter no invasivo el cual no deja ciacatrices o marcas. La aplicación es gracias a unas inyecciones que tienen agujas muy finas intra-musculares en los músculos que se quieren relajar, siendo indoloro.

No es necesario anestesia y se realiza de forma ambulatoria, aplicándose cuando lo deseemos, sin contraindicaciones ni producto efectos secundarios, y en el caso de que las haya, es algo reversible, puesto que como mucho puede durar unos cuatro meses.

Eso sí, no olvides que las inyecciones de esta toxina deben realizarse bajo supervisión médica y este especialista debe ser el que nos indique la dosis adecuada en cada uno de los casos.

Blefaroplastia

Cirugía escasamente invasiva que es posible realizarse con intervención quirúrgica, cirugía láser o química. Se hace mediante anestesia local de manera ambulatoria. Los resultados merecen la pena, siendo definitivos.

Dura esta operación sobre los 40 minutos, haciéndose en los párpados superiores y unos 60 minuios en el caso de los inferiores.

En los primeros días, lo mejor es no hacer esfuerzos a nivel físico, donde vamos a poder ir recuperando la actividad diaria en cuanto pase la semana de la intervención, cuando se retiren los puntos de sutura.

No van a quedar cicatrices que sean visibles, ya que las incisiones que se hacen en las propias líneas de los parpados superiores y debajo de la línea de pestañas en los párpados inferiores.

Los efectos secundarios temporales pueden citar lo complicado es que puede llegar a ser al principio cerrar los ojos cuando se duerme, ver borroso, hinchazones, o sangrados cuando riamos.

Las personas que sufran de hipertensión, las diabéticas, que tengan problemas de cicatrización o de coagulación de la sangre, no son los mejores candidatos para someterse a esta intervención.

Otro tipo de aplicaciones

El campo en el que se aplica en la medicina es de gran amplitud, donde cada vez se van descubriendo aplicaciones nuevas, como por ejemplo podemos hablar de que es un magnífico calmante a la hora de luchar contra dolencias como el dolor de cabeza, contra el sudor excesivo de las manos, el Parkinson, la esclerosis múltiple, tartamudez, etc.

Las aplicaciones en este sentido llegan a ir bastante más allá de las que se conocen habitualmente, lo que hace que el botox se encuentre entre los aliados más importantes en el campo de la medicina en la actualidad.

Conscientes de su importancia, merece la pena valorarlas y en el caso de que te parezcan interesantes, optar por alguna de ellas, teniendo siempre presente que hay que apostar por especialistas reputados y clínicas serias que te den todo tipo de garantías, algo siempre necesario en cualquier campo de la salud.