¿Sabes como eran los primeros Brackets?

Image source - Pexels.com
Los brackets son muy conocidos hoy en día, pues son muchos los que los usan para mejorar la estética de su sonrisa. Existen variedad de ellos y puedes elegir incluso algunos que ni se ven. Pero, esto es gracias a los muchos avances tecnológicos que se han dado los últimos años. Los primeros Brackets de la historia eran muy distintos a los que ahora conocemos.
Image source - Pexels.com
Los brackets son muy conocidos hoy en día, pues son muchos los que los usan para mejorar la estética de su sonrisa. Existen variedad de ellos y puedes elegir incluso algunos que ni se ven. Pero, esto es gracias a los muchos avances tecnológicos que se han dado los últimos años. Los primeros Brackets de la historia eran muy distintos a los que ahora conocemos.

Los brackets son muy conocidos hoy en día, pues son muchos los que los usan para mejorar la estética de su sonrisa. Existen variedad de ellos y puedes elegir incluso algunos que ni se ven. Pero, esto es gracias a los muchos avances tecnológicos que se han dado los últimos años. Los primeros Brackets de la historia eran muy distintos a los que ahora conocemos.

¿Quieres saber cómo fue el origen de este tratamiento? Sigue leyendo, que nuestros amigos de la Clínica Cooldent nos cuentan toda la historia.

 El origen de la ortodoncia

Las primeras referencias a las malposiciones de los dientes se atribuyen a Hipócrates, quien en el siglo IV a.C. afirmó: “los individuos de cara alargada tienen con frecuencia el paladar muy arqueado. Esto causa apiñamiento dentario. También padecen estos sujetos cefaleas y otorreas frecuentes”.

Así, se refería a estas dos dolencias específicas y muy habituales aún a día de hoy como son el paladar estrecho y la falta de espacio de los dientes permanentes, las cuales necesitan los tratamientos de expansión o disyunción esquelética de paladar con los expansores de paladar; lo que llevó a que en este período se empezaran a desarrollar los primeros sistemas ortodónticos.

Algunos de ellos consistían en hacer presión regularmente con los dedos sobre los dientes, otros en el limar algunos dientes para hacer espacio y favorecer el alineamiento dental. Por supuesto, estas no eran de lo más eficiente, pero si que era mucho mejor que no hacer nada.

Los primeros diseños de brackets

Luego llegaron los egipcios y etruscos a los que se les confiere los primeros diseños de brackets. Esto se sabe porque entre los hallazgos etnográficos de estas civilizaciones se han encontrado aparatos de ortodoncia de magnífico diseño realizados con pequeñas cuerdas hechas de fibras naturales o con anillos y tiras planas de oro blando.

Estos, se llegó a la conclusión, que eran empleados para buscar soluciones en dos grandes casos. Una aplicación era la de hacer puentes y sujetar unos dientes a otros en caso de pérdida de alguna pieza, utilizando dientes de vaca torneadas y pulidas para la ocasión. La otra gran aplicación era la de usarse ortodónticamente para corregir apiñamiento de dientes o malposiciones de los mismos.

Los Brackets del silgo XIX

No obstante, los primeros Brackets se comenzaron a ver a mediados del siglo XIX. Estos consistían en aparatos multibandas conformados por un anillo de metal que recubría cada diente de la boca más una serie de intricados alambres. Así que para corregir una malposición dental o mejorar una sonrisa, había que sufrir unos brackets incómodos y, en muchas ocasiones, hirientes que producían muchas llagas, las denominadas aftas bucales, por el roce en las partes blandas de la boca.

La evolución de los brackets

La evolución de los aparatos de ortodoncia ha sido sorprendente en las últimas dos décadas. Esto gracias a los avances tecnológicos que han logrado tantas innovaciones en el mundo de la medicina y la estética.

Y es que el desarrollo tecnológico, especialmente en el mundo digital 3D, ha supuesto un gran salto en prácticamente en la totalidad de industria y ciencia. Por ejemplo, hoy en día, es posible hacer un mapa de nuestra cavidad bucal en tres dimensiones con un escáner fotográfico intraoral en apenas cinco minutos para simular digitalmente la evolución de la alineación de nuestros dientes según avance el tratamiento de ortodoncia.

Esta evolución supone una gran mejora de los tratamientos de ortodoncia en cuanto a eficiencia, optimización de tiempos y comodidad para los pacientes. Así, en menos de cincuenta añoshemos pasado de tener un solo tipo de Brackets engorrosos e hirientes, a tener brackets fabricados con todo tipo de materiales y de lo más innovadores. Desde brackets de metal, que nos recuerdan a los de hace cien años pero muchísimo más pequeños, micropulidos y sin el anillo que recubría todo el diente, hasta los brackets fabricados con polímero o cerámica del color y textura muy similar a la de los propios dientes de cada paciente y que ni se ven.

La ortodoncia a día de hoy

Llegados al siglo XX, se deja atrás la ortodoncia antigua, aunque la preocupación por una correcta alineación dental no cobra importancia es hasta los años 70-80. Más bien esta era la época de los brackets metálicos, indiscretos y que impedían comer ciertos alimentos, pues aumentaban el riesgo de que un alambre se saliera de su sitio.

A finales de este siglo comienzan a aparecer las carillas, más discretas, y las personas empiezan a recurrir a este tipo de tratamientos no solo para corregir su masticación, sino también para lucir una mejor sonrisa.

Hoy en día, las innovaciones en el mundo digital han permitido la posibilidad de diseñar y fabricar de manera virtual y digital brackets a medida para cada caso clínico. Esta tecnología, como lo es escáner dental Itero 3D, se utiliza para la elaboración de los magníficos alineadores invisibles Invisalign y para la confección de brackets linguales invisibles los cuales requieren de la mayor precisión en su diseño individualizado y en su fabricación.

Así hemos llegado a la ortodoncia invisible, los cuales son aparatos de corrección dental de gran beneficio para las personas que quieren realizar un tratamiento de ortodoncia de la forma más discreta posible, y además, son mucho más cómodos en comparación con los tradicionales. Quizá por ello es que se terminaron convirtiendo en la técnica más solicitadas por los pacientes adultos, en especial si su trabajo puede verse influenciado por su imagen.

Otro gran avance lo encontramos en el proceso de colocación de los brackets en los dientes de cada paciente. Éste es un factor determinante en el correcto desarrollo de un tratamiento de ortodoncia, en donde la experiencia y habilidad del ortodoncista también juega un papel fundamental.

Hace años esto se hacía de forma manual, colocando cada bracket in situ, sobre cada diente. Hoy en día, el cementado o posicionamiento de los brackets se realiza digitalmente. El especialista simula por ordenador, y con aplicaciones programadas a tal efecto, un posicionamiento virtual de los brackets sobre los dientes previamente escaneados del paciente. Sentados delante del ordenador ven cada diente y bracket con unos intervalos de aumento de 20, 50 o 100 veces. Pueden hacer zoom, rotar la vista, verlos en tres dimensiones y simular la evolución y fin de tratamiento, todo con una precisión infinitamente mayor que la realizada antiguamente a mano alzada donde no había posibilidad de aumentar la visión y realizar todas estas simulaciones. Y lo mejor es que también permite que el paciente se haga una idea del resultado final del tratamiento, ayudándole a motivarse.

Entonces, una vez el doctor termina el cementado virtual de los brackets, se diseña digitalmente una férula o cubeta de transferencia en la que se pueden colocar todos los brackets y realizar el cementado indirecto. El tiempo de colocación se reduce a menos de la mitad del tiempo que habría llevado colocarlos como se hacía antiguamente, y se logra una mayor precisión.

Como hemos visto, la evolución de los aparatos dentales en los últimos años ha sido increíble. Ha facilitado el trabajo a todos los profesionales y ha beneficiado enormemente a los pacientes por el incremento en su efectividad, la reducción de tiempos en los tratamientos, la comodidad con la que se pueden llevar y por supuesto, por las muchas opciones pensadas en la estética a las que se pueden acceder hoy en día.

La historia de la ortodoncia ha pasado de lo inquietante para el paciente a la sencillez más absoluta, como ha sucedido con algunas cirugías sencillas o con esas piezas dentales de repuesto mejor conocidas como implantes.

Incluso, la evolución continúa y ya se está pensando en nuevas técnicas y materiales que seguirán apareciendo y alterando, positivamente, a la ortondocia, siendo una de las que significará mayor revolución, la aplicación de la tecnología de impresión 3D en la confección de aparatos de ortodoncia.

La evolución de los brackets en España

Luis Subirana Matas, nacido en 1871, fue el gran precursor de la odontología en España, y participaría junto a Florestana en la creación del primer título de odontólogo en 1901. En 1914 se crea la escuela de odontología de Madrid. Y, finalmente,  en 1948 la odontología pasa a ser una especialidad de medicina y el título obtenido empieza a ser el de médico estomatólogo.

Algunos consejos sobre ortodoncia

Por último, aunque existan muchos avances en el campo, la ortodoncia no logrará sus resultados si el paciente no pone de su parte, Por eso, primero se debe tener en cuenta que el momento idóneo para comenzar un tratamiento de ortodoncia es en la niñez, de los 6 a los 14 años, que es cuando la posición de la dentadura y sus huesos correspondientes pueden comenzar a manifestarse tras la pérdida de las piezas de leche. Sin embargo, cualquier edad es buena para mejorar nuestra sonrisa siempre y cuando sigamos indicaciones como: mantener una buena rutina de cepillado dental e interdental, utilizar cepillo, hilo dental y colutorio y visitar regularmente a nuestro dentista.

 

artículos relacionados

Otras historias que pueden interesarte

La moda en decoración de interiores a través de los años

Cuando se trata de moda, incluso si hablamos de estilos de decoración, siempre existen diferencias tendencias que destacan dependiendo de la época; y es que cada una de ellas ha estado marcada por un estilo único en su decoración y arquitectura. Por supuesto, todos estos estilos han estado directamente relacionados con el mundo de la moda, ya que ambas se nutren de la tendencia que, más allá de un color, un estampado o un estilo, se determina a partir de patrones de comportamiento del ser humano con el entorno. Se trata de algo más sociológico.

LEER MÁS »

Odontología y literatura, una relación cada vez más presente

A priori, podría ser complicado pensar que una labor como la del dentista fuera relevante para cualquier cuento o novela que os pudierais imaginar. No en vano, no es habitual que un dentista sea el protagonista de un bestseller ni mucho menos. Su actividad es tan común (pero tan necesaria al mismo tiempo para millones de personas en todo el mundo) que los escritores rara vez consideran que pueden encontrar en los dentistas o sus equipos de trabajo a alguien que lidere una conspiración internacional o a un misterioso personaje con intereses ocultos. Desde luego, hay que tener mucha imaginación para ligar ese trabajo con algo, digamos, ‘oscuro’.

LEER MÁS »