Usa bien tus cremas faciales y corporales

Image source - Pexels.com
A no todo el mundo le gustan las cremas, de hecho conozco a más de uno y una a quienes les da asco pringarse las manos y por eso prefiere pasar de los cuidados de la piel a no ser que vaya alguien a ponerles dicha crema. Y el caso es que todos podemos entender que haya personas con cierta aberración a tocar cremas y aceites, pero la realidad es que la salud del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel, depende de nuestros cuidados, así que deberíamos hacer a un lado ese sentimiento, así como la pereza  y el olvido.
Image source - Pexels.com
A no todo el mundo le gustan las cremas, de hecho conozco a más de uno y una a quienes les da asco pringarse las manos y por eso prefiere pasar de los cuidados de la piel a no ser que vaya alguien a ponerles dicha crema. Y el caso es que todos podemos entender que haya personas con cierta aberración a tocar cremas y aceites, pero la realidad es que la salud del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel, depende de nuestros cuidados, así que deberíamos hacer a un lado ese sentimiento, así como la pereza  y el olvido.

A no todo el mundo le gustan las cremas, de hecho conozco a más de uno y una a quienes les da asco pringarse las manos y por eso prefiere pasar de los cuidados de la piel a no ser que vaya alguien a ponerles dicha crema. Y el caso es que todos podemos entender que haya personas con cierta aberración a tocar cremas y aceites, pero la realidad es que la salud del órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel, depende de nuestros cuidados, así que deberíamos hacer a un lado ese sentimiento, así como la pereza  y el olvido.

Porque no solo hay quien no se pone cremas por asco, también los hay quienes no se ponen crema por pereza o porque se les olvida hacerlo. Yo, a esas personas les diría ¿se te olvida beber agua a diario o lavarte los dientes? Bueno… igual a algunos también se les olvida eso, pero lo normal sería que no, y ponernos cremas debería formar parte de nuestra rutina diaria, sobre todo para quienes tengan problemas de piel.

El cuerpo

Antes de nada he de dejar claro que yo soy de las que piensa que aunque cremas corporales hay muchas, y para muchos gustos, solo hay dos grandes tipos a tener en cuenta: las hipoalergénicas para pieles atópicas y las normales. Y es que la piel del cuerpo, aunque necesita hidratación y nutrición a diario, tiende a ser mucho más fácil de tratar que la piel del rostro, a no ser que tengas un problema médico y tengas que recurrir a un dermatólogo ya  cremas médicas, claro está. Por eso, no voy a ahondar mucho en este tema. Ahora bien, lo que sí voy a dejar claro es que tan importante es hidratar nuestra piel como reactivarla, ¿y por qué digo esto? Pues porque hay muchas zonas de nuestro cuerpo que tienden a relajarse demasiado y llegan incluso a sufrir mala circulación: muslos, gemelos, abdomen, etc. Para reactivar esa circulación y relajar la piel debemos masajearla a diario con esa crema que también debemos ponernos e incluso, de vez en cuando, no estaría mal acudir a un buen centro de masajes profesionales. En Siam, centro de masajes de estilo tailandés, recomiendan un masaje profesional para activar la circulación y relajar la musculatura una vez a la semana. Yo creo que eso sería lo ideal, pero con una vez cada dos semanas o tres podría bastarnos si llevamos una vida activa y sana.

Otra cosa a tener en cuenta es llevar una dieta equilibrada. Quien piensa que puede comer lo que quiera porque está delgada o delgado está en un craso error, obviamente porque nuestra salud se verá comprometida, pero también nuestra piel. Y por supuesto, hay que beber mucha agua, los refrescos están bien una vez a la semana y la cervecita es perfecta para la caña con los amigos pero, para todos lo demás, agua fresca y natural.

El rostro

Nuestro rostro, de igual modo, necesita los mismos cuidados pero sí que es verdad que el tipo de crema que podemos y debemos usar es más variable. Y es que, como ocurre con las cremas del cuerpo, hay muchísimos tipos de cremas faciales: reafirmantes, antiarrugas, antimanchas, para pieles grasas, para pieles secas, etc. Sin embargo, del mismo modo que para el cuerpo no lo veía importante, sí me parece importantísimo tener en cuenta nuestro tipo de piel para tratar el rostro. ¿Y por qué? Pues básicamente porque es una de las zonas más castigadas y porque es una de las áreas de nuestra piel donde más se notan las imperfecciones.

Profesionales consultados nos hacen las siguientes recomendaciones:

  • Cremas para piel normal: Deben usarlas quienes tengan un buen equilibrio, eso es lo que significa “piel normal” nada más. Tendrás este tipo de piel si es suave, lisa y con pocas imperfecciones. Normalmente presenta un ligero tono rosado y buena circulación sanguínea.
  • Cremas para piel seca: deben usar este tipo de cremas quienes tienen piel escamada, áspera y frágil frente a influencias externas. Este tipo de cremas les ayudarán a retener la humedad natural que posee al tiempo que les darán la hidratación que necesitan.
  • Cremas para piel grasa: las deben usar quienes produzcan mucho sebo. Normalmente tienen poros grandes y visibles, además, la piel suele estar brillante y engrosada. Este tipo de cremas, sin aceites y con propiedades astringentes, nutrirán la piel grasa pero no la hidratarán de más.
  • Cremas para piel mixta: Deben usarla quienes tengan una mezcla de diferentes tipos de piel. Lo más común es tener piel grasa en frente, nariz y mentón, mientras que las mejillas tienen la piel seca o normal. Estas cremas intentan mantener un equilibrio entre la hidratación y la nutrición que ayude a estabilizar la situación general de la piel del rostro.

Y, por supuesto, estas cremas han de usarse a diario como rutina de salud y belleza, pero también debemos tener claro que hay otro tipo de crema que ha de usarse siempre antes del maquillaje. Y es que, como nos indican desde All Make Up, son muchas las mujeres que se saltan este paso y se maquillan directamente sobre la piel recién lavada.

Antes de maquillarnos se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Limpieza, con agua micelar o geles limpiadores.
  2. Mascarilla y/o exfoliantes. Las mascarillas han de ser usadas siempre, el exfoliante solo una vez a la semana.
  3. Tónico, para refrescar y eliminar las impurezas que puedan quedar.
  4. No es obligatorio, pero si quieres puedes usar ampollas con ácido hialurónico justo en este punto.
  5. Ahora llega el momento del serum y debes elegir bien, entre acción antiarrugas, revitalizante o iluminadora.
  6. Contorno de ojos, usa crema específica, hazme caso.
  7. Le llega el turno a la crema facial, si es de día intenta que tenga protección solar y extiéndela también por el cuello.
  8. Y por fin, ya puedes maquillarte.

artículos relacionados

Otras historias que pueden interesarte

¿Sabes como eran los primeros Brackets?

Los brackets son muy conocidos hoy en día, pues son muchos los que los usan para mejorar la estética de su sonrisa. Existen variedad de ellos y puedes elegir incluso algunos que ni se ven. Pero, esto es gracias a los muchos avances tecnológicos que se han dado los últimos años. Los primeros Brackets de la historia eran muy distintos a los que ahora conocemos.

LEER MÁS »

La moda en decoración de interiores a través de los años

Cuando se trata de moda, incluso si hablamos de estilos de decoración, siempre existen diferencias tendencias que destacan dependiendo de la época; y es que cada una de ellas ha estado marcada por un estilo único en su decoración y arquitectura. Por supuesto, todos estos estilos han estado directamente relacionados con el mundo de la moda, ya que ambas se nutren de la tendencia que, más allá de un color, un estampado o un estilo, se determina a partir de patrones de comportamiento del ser humano con el entorno. Se trata de algo más sociológico.

LEER MÁS »